Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio

Ciudadanía onubense

Atropello en Isla Chica

From Particulares. Published on 02/09/2014.

Estimados paisanos, soy vecino de la accidentada y aunque nacido en Huelva vivo en Galicia por asunto de trabajo, estoy de vacaciones y la noticia  del atropello de nuestra querida amiga Eusebia, a mi Madre y a mí nos  impactó mucho, somos vecinos desde hace más de cincuenta años ¨En el barrio de la guita¨ […]

Los bienes de este mundo, de Irène Némirovsky

From Particulares. Published on 01/09/2014.

los-bienes-de
“Una de las virtudes de las novelas de Némirovsky es que nunca te dejan indiferente y, cuando acabas, puedes llegar a sentirte tan atormentado contigo mismo como los personajes cuyas vicisitudes has estado siguiendo, en un estado a medio camino entre el estupor, la admiración y la rabia”.
(Jesús Ferrero, mayo de 2009, Archivo EL PAÍS)

Lo primero que leí, hace años, de Irène Nemirovsky fue “El baile”. Una “nouvelle” que en palabras del crítico Francisco Solano es “la obra más irrefutable de su excelente arte literario”. Recuerdo de ella la desazón que me produjo su lectura. El dolor y las maquinaciones (que hice mías) de una niña de catorce años que ha de esconderse en la habitación de su propia casa, por una gran fiesta, con baile incluido, que dan sus recién adinerados padres, y todo, para que su madre, su “querida” y odiada madre, pueda aparentar menos edad de la que tiene; cuestión que se iría a la ruina si supieran sus galanes invitados que es madre de una hija de tal edad. Una minúscula joya literaria sobre la mezquindad del ser humano, idiocia no congénita incluida.
Después vendría la búsqueda de otras novelas de Némirovsky: “Suite francesa”, “El ardor en la sangre”…, la biografía “La vida de Chéjob”, y, ahora, “Los bienes de este mundo” editada por Salamandra.
Las obras de Némirovsky, que murió a los 39 años de edad en Auschwitz, por su condición de judía, supusieron un bombazo para la conciencia de muchos franceses en cuanto refleja el cinismo con que se comportaron, y el colaboracionismo, en su caso, de muchos de sus dirigentes nacionales en el llamado gobierno de Vichy.
En 1940 Francia promulgó una serie de leyes antisemitas que impidieron que los judíos pudieran trabajar, que obtuvieran la nacionalidad francesa y que, a la postre, al comienzo de la II Gran Guerra, traería el arresto de los mismos por la propia gendarmería francesa, su ingreso en campos de concentración como el de Pithiviers, y la posterior deportación a campos alemanes. Una historia esta última poco conocida y que Némirovski deshoja poco a poco como una cronista en sus obras, que, dada la censura, no vieron la luz, la mayoría de ellas, hasta después de 1947.
“Los bienes de este mundo” fue publicada de forma anónima, por entregas, en el semanario Gringoire y bajo el pseudónimo “Obra inédita de una mujer joven”, dada la prohibición de trabajar, que, como se ha dicho, el gobierno de Vichy impuso a los judíos. En 1947, cinco años después de su muerte en Auschwitz, vería la luz la edición como novela completa.
En ella se narra las vicisitudes de un pequeño pueblo francés, y las de sus habitantes, a través de los acontecimientos ocurridos en tres generaciones de varias familias “importantes” enfrentadas por el dinero, la usura, los celos… y todas esas fruslerías que hacen de una sociedad provinciana un mundo único e irrepetible de consuetudinarias costumbres, aceleradas aún más, por tener que padecer en una misma vida, en una sola vida -la de cada cual- dos fatídicas y catastróficas guerras mundiales que harán temblar no sólo las estructuras materiales sino los valores: guías inmutables del comportamiento.
La caída de los valores tradicionales, muchas veces enraizados desde tiempo inmemorial; el tener que aceptar que la muerte en la guerra iguala a todos, propietarios y obreros; la llegada de nuevas ideas que rompen la paz del lugar destrozando arcaicas convenciones; el poco o nada valor de la propiedad cuando se acerca una guerra ideológica, como es el caso; la destrucción de los pilares que sostienen un mundo, que para sus habitantes es el único mundo posible porque no conocen otro; y todos aquellos argumentos que pueden observarse en guerras pasadas y presentes, hacen de la novela de Némirovsky un mural en donde reflejar la barbarie que, ahora, en este momento que escribo, se está llevando a cabo contra la población civil en diversos lugares del mundo.
Paco Huelva
Septiembre de 2014

Escritores de todo el mundo piden por el fin del feminicidio y la violencia en México

From Particulares. Published on 27/08/2014.


Auspiciada por el poeta afincado en Huelva Uberto Stabile, esta concentración de escritor@s de 132 ciudades del mundo posicionad@s en contra de la violencia machista, es necesario que sea reconocida y apoyada por el mayor número de creador@s posibles:

http://www.letrap.com.ar/blog/2012/08/31/escritores-de-todo-el-mundo-piden-por-el-fin-del-femicidio-y-la-violencia-en-mexico/

Marco Antonio en Actium, de José Orihuela

From Particulares. Published on 26/08/2014.


Un error demasiado frecuente entre ciertos historiadores consiste en explicar los hechos históricos “post factum”, es decir, explicar los procesos en función de su resultado final.
(José Orihuela)

Licenciado en Antropología Social y Cultural, Doctor en Filosofía y profesor de la UNED en diversas materias: Estructura Social, Historia del Pensamiento Filosófico, Cine y Sociedad… el gaditano José Orihuela, afincado en tierras onubenses, no hace mucho que rebasó las fronteras académicas para sumergirse en el incierto mundo de la narrativa, por un lado en el campo ensayístico (que no es ajeno del todo a la labor docente, habría que puntualizar) y por otro en los géneros del relato y la novela, territorio éste último en donde, por lo general, las herramientas científicas no son tan necesarias aunque ayudan, y, en donde priman mucho más la imaginación desbordada y otros elementos subjetivos que permiten crear mundos paralelos al orbe que vivenciamos, pero que, sin embargo, explican a veces mucho mejor lo que nos rodea que la somatización de conceptos a que nos someten aquellos que inoculan en el cuerpo social, y por tanto en el individual, Ideas que sin ajustarse a la verdad, aprovechando las estructuras de poder en las que se organiza cualquier territorio, las convierten en “verdades” indiscutibles e inmutables, siendo mentira.
José Orihuela ha publicado recientemente en la Editorial Círculo Rojo las novelas “Donde nace el sol” y “Melodía en Atlantis”, las dos primeras partes de una trilogía que lleva por título “La reina del mar”; “El proyecto salvación”, una novela que se está convirtiendo en un fenómeno viral; el libro de relatos [Los papeles de “El lector”] publicado por el Ayuntamiento de San Roque y el ensayo “Marco Antonio en Actium”, editado por la Editorial Seleer, del que hablaremos hoy.
“Marco Antonio en Actium” es un ensayo que cabalga “entre la historia y la antropología política” según manifiesta Orihuela en la introducción del texto. Para ello, el escritor no sólo se ha valido de los hechos históricos reconocidos por grandes valedores sino, también, y muy especialmente, de las interpretaciones realizadas en otras áreas del conocimiento sobre los pormenores de ese siglo aciago que fuera el I a.c., y que vino a traer una revolución en las estructuras social y política del imperio romano: la economía, la sociología, la literatura, el cine, el teatro… para, con todos esos elementos, conformar una nueva y reveladora visión de los posibles hechos acaecidos y de los comportamientos de los intervinientes en los mismos.
Por el ensayo circulan los pensamientos y la palabra escrita de Homero, Plutarco, Pompeyo, Cátulo, Aquiles, Hector, Shakespeare, Hegel, Dumas, Julio Verne, Charlot Brontë, Pascal, Kovaliov, Fuller, Rostovtzeff, Gracia Alonso, Jordi Cortadella, Margaret George, Massie, Antonio Aguilera, Vicente Picón o el cineasta Joseph L. Mankiewicz entre otros muchos.
Aparte de las conclusiones que Orihuela aporta en el último capítulo del libro, que las dejo para que sean constatadas, o no, por los lectores del mismo, hay una serie de consideraciones que me gustaría resaltar:
La evidencia de que Marco Antonio fue una persona que se reinventaba de forma continua para adaptarse a las circunstancias. Era un estratega por antonomasia: un estadista.
Pocas cosas han cambiado en la estructura organizativa de los Estados e Imperios, excepto quizás las aportadas por las revoluciones industrial, tecnológica y telemática, ésta última en los tres últimos decenios.
José Orihuela es un librepensador, además de un ilustrado; por tanto, un hombre incómodo para el poder.
“Marco Antonio en Actium” debe leerse por las siguientes razones: Porque es un libro documentado, porque aporta conocimiento y porque está perfectamente planteado desde el punto de vista narrativo.
Es cierto que el profesor, el pedagogo que hay en Orihuela aparece matizando tal o cual cosa en esta tesis, pero, el discurso de los hechos que debieron acontecer o sucedieron realmente en esa época histórica, a veces pierde la forma de tesis, de ensayo, convirtiéndose en una exquisita narración al alcance de todos los lectores.
Paco Huelva
Agosto de 2014

La otra canción de los pelegrinitos

From Particulares. Published on 25/08/2014.

pelegrinitos

Merkel la pelegrinita
y su esbirro, el pelegrino
Mariano, han hecho el Camino
de Santiago. Y esta cita
ha dejado la mocita
como muestra de su saña:
“Hay que seguir dando caña
al pueblo español sin pausa.
Por el Santo, nuestra causa:
¡SANTIAGO Y SAQUEA ESPAÑA!”

Boletín de novedades

From Particulares. Published on 21/08/2014.

Acabo de estrenar un nuevo boletín de novedades con seguimiento de resultados (enewsletter phpList), a través del cual informaré puntualmente sobre la publicación de nuevos artículos en minombre.es/manuel, así como sobre las novedades más importantes de mis otros sitios web personales: ciclolitoral.org, libreorganizacion.org y mundomejor.org.

Si quieres que te informe puntualmente por correo electrónico sobre estas novedades, entra en el boletín y suscríbete a las categorías que te interesen:

Boletín de novedades

Besos y abrazos,

Manuel

Cuenta Facebook

From Particulares. Published on 21/08/2014.

Hace varios años que algunas personas cercanas y queridas me han sugerido que me creara cuentas en los medios sociales que ellas usan, al objeto de facilitarles el conocimiento a través de las mismas de los artículos que publicara aquí, en minombre.es.

En breve, retomaré mi abandonada actividad articulista con una reflexión utópica de práctica política actual, así que, para facilitarle el inmediato conocimiento de dicho artículo (y otros que puedan llegar en el futuro) a quienes usan Facebook, he creado la siguiente cuenta en dicho sitio web: FB/soymanuelgualda

Si alguien quiere seguirme a través de la misma, bienvenido/a sea.

\ ;-)

No obstante ello, tendréis que perdonarme que yo no vaya a ser “amigo” de nadie por ese medio, ni marcar cosas que me gusten, etc.: desde 1997 dedico profesional y altruistamente unas 10 o 12 horas diarias a Internet, así que cuando termino mi jornada cibernética, no quiero saber nada más de tecnologías web.

Gracias por la comprensión, besos y abrazos,

Manuel

Cuenta Twitter

From Particulares. Published on 21/08/2014.

Hace varios años que algunas personas cercanas y queridas me han sugerido que me creara cuentas en los medios sociales que ellas usan, al objeto de facilitarles el conocimiento a través de las mismas de los artículos que publicara aquí, en minombre.es.

En breve, retomaré mi abandonada actividad articulista con una reflexión utópica de práctica política actual, así que, para facilitarle el inmediato conocimiento de dicho artículo (y otros que puedan llegar en el futuro) a quienes usan Twitter, he creado la siguiente cuenta en dicho sitio web: @soymanuelgualda

Si alguien quiere seguirme a través de la misma, bienvenido/a sea.

\ ;-)

No obstante ello, tendréis que perdonarme que yo no vaya a ser seguidor de nadie: desde 1997 dedico profesional y altruistamente unas 10 o 12 horas diarias a Internet, así que cuando termino mi jornada cibernética, no quiero saber nada más de tecnologías (tweets, retweets y requetetweets inclusive).

Gracias por la comprensión, besos y abrazos,

Manuel

El palacio de la luna, de Paul Auster

From Particulares. Published on 20/08/2014.

Quería vivir peligrosamente, ir lo más lejos posible y luego ver qué me sucedía cuando estuviera allí.
(P. Auster)

A Paul Auster le saca de quicio, al parecer, que se diga sobre sus textos que en ellos la eventualidad tiene una participación excesiva. Pero, eso es así le guste o no al escritor de Nueva Jersey.
No obstante el Paul Auster lector, el que fuera un temprano escritor de poesía, narrativa y ensayo, el guionista de películas inolvidables, el traductor de autores franceses -principalmente-, el articulista en periódicos de renombre, el marino, el dramaturgo, el consumado escritor de culto que es hoy, merecedor de tal circunstancia sin duda, siempre contesta malhumorado a esta circunstancia, más o menos de la siguiente forma: que la casualidad, el albur… tiene mucho que ver con el tránsito que haremos en el devenir, por tanto, por qué darle tanta importancia a la utilización del azar como herramienta de ficción, como motor de empuje en la trama literaria, si en la vida es evidente que los hechos fortuitos formarán parte de la realidad que está por llegar.
El periodista y escritor Antonio Lozano escribió un artículo en La Vanguardia, en febrero de 2012, con el titular “Mapa de lectura de Paul Auster” que resulta ser un decálogo muy esclarecedor, por lo certero, sobre la figura y la obra del que fuera galardonado con el Premio Príncipe de Asturias en 2006, entre otras muchas distinciones literarias y académicas.
Antonio Lozano destaca en el decálogo citado como herramientas que han configurado la obra literaria de Auster las siguientes, entre otras: la música del azar, los misterios de la identidad, las relaciones de parentesco entre los personajes de sus obras y su biografía, su tendencia a escribir en primera persona o el haber hecho de Brooklyn un condado literario.
El marco geográfico en el que se estampan sus obras es Norteamérica, de forma que, cuando uno las lee, los acontecimientos que ocurren en ese territorio, o tienen que ver con él, van apareciendo en una suerte de crónica en la que el narrador se posiciona a favor o en contra de los sucesos que relata. Más bien, fija el paso del tiempo en cada acción con hechos relevantes que dejan huella en la historia de ese país o en la historia universal.
“El palacio de la luna”, una excelente novela distribuida por ANAGRAMA, es un ejemplo de lo citado anteriormente. Tiene una gran dosis biográfica, no sólo en el personaje principal sino en los pocos secundarios que maneja; el azar resulta a veces objeto de incredulidad por parte del lector, pero, sin embargo, pese a él y sobre él, Paul Auster derrocha una maestría narrativa que hace que se olvide tal circunstancia hasta convertirla en minucia y, si nos dejamos llevar por el portentoso torrente de la palabra fluyente, llegamos a la conclusión de que la ficción, incluso lo metaliterario, es lo que importa y lo demás pelillos a la mar.
En “El Palacio de la luna” resalta también el hecho de que algunos de los capítulos podrían funcionar a la perfección como novelas cortas e independientes de la principal, o como relatos dentro del gran relato que leemos.
Una delicia discursiva, sin duda.
Paco Huelva
Agosto de 2014

El tercer género, de Daniel Lebrato

From Particulares. Published on 19/08/2014.


El poliédrico (por su multitud de faces) e insigne lingüista Daniel Lebrato me envía el texto siguiente, escrito en enero de 2007, que no puedo (debo) dejar de airear por interés de todos, todas y del tercer género especialmente. Disfruten:

EL TERCER GÉNERO quiere mejorar la vida de personas cuya inclinación sexual no coincide, ni tiene por qué, con lo que los demás interpretamos. El nombre del plan, el tercer género, se elige y se prefiere al tercer sexo por respeto a la pluralidad y riqueza de la sexualidad: hay tantas sexualidades como personas o gustos. Se elige género, y no sexo, por lo establecido y aceptado que está el sintagma (incluso en sus más dudosas combinaciones, como en violencia ‘de género’). Género, pero no gramatical ni neutro frente a masculino y femenino.
GAY, NO GEY. La palabra gay viene de la comunidad jipi de San Francisco que quiso ver en gay, alegre, el acrónimo de good as you, tan bueno como tú (se entiende, heterosexual). El lexicógrafo Arturo del Hoyo documenta la palabra gay en España en la revista Interviú del año 1976 y la Academia la tiene admitida desde 2001: gay. perteneciente o relativo a la homosexualidad; hombre homosexual. Curiosamente, el Diccionario no da la etimología. ¿Pronunciaremos gay o [gey]? Apuesten por la a. Decir gay corresponde mejor con la escritura y –hay que decir– con la etimología. Gay es de esas palabras romances de efecto búmeran (Drae: bumerán) que desde el inglés nos vuelven fonetizadas o algo cambiadas pero que estaban en el idioma desde siempre (como nos viene ahora pack, de paca, paquete o empacar). Busquen gayo o gaya, con y griega y verán: alegre, vistoso, del provenzal gai, y éste del latín gaudium: contento, gozo, alegría, placer de los sentidos. Busquen gaya ciencia o gaya doctrina y verán que así se llamaba, por asociación con el adorno y ceremonia, el arte de versificar, el arte de la poesía. ¿No ha habido tanto poeta mariquita? ¿Byron o Kavafis, Lorca o Luis Cernuda? ¿No usó gay-trinar don Antonio Machado en su Retrato para quejarse de los tenores huecos que cantan a la luna?
HOMOSEXUAL INCLUYE LESBIANA. Salvo si hablamos de la cultura lesbiana o lésbica (de sólo mujeres homosexuales), lo mejor y más rápido será desposeer a la palabra homosexual de la connotación negativa que históricamente ha tenido y aplicarla por igual a unos y a otras: personas con inclinaciones sexuales hacia personas de su mismo sexo. En estos tiempos de desdobles descomunales, homosexual, sustantivo o adjetivo, debe bastar como genérico y ahorrarnos el penoso “gays y lesbianas” y el absurdo “homosexuales y lesbianas”, como si una palabra no incluyera a la otra.
“SI VIENES, VEN CON ALGO QUE ME GUSTE”, canta una jarcha. Lo mismo se puede usar mariquita en sentido desprovisto o positivo, que se puede usar y se usa para denigrar o insultar. Los mariquitas entre sí se llaman mariquita y más: maricón, maricona, mariconaza, y oímos a varones homosexuales contando sin rubor chistes de su propia sombra: esto que va un maricón… Pero la llave de entrada y la clave de confianza la tienen ellos, no personas ajenas al grupo. Es como si a un varón calvo le dicen calvo o a una mujer gorda le dicen gorda. Puede usted decirme calvo a mucha honra, pero si usted lo que quiere es señalarme de alopecia o minusvalía, entonces su calvo no tiene gracia. Básicamente se entiende que manda la intención, que, como decía el Arcipreste allá en su siglo, las palabras sirvan a la intención y no la intención a las palabras, algo muy fácil de entender pero difícil de conseguir si tenemos en cuenta –y muchos lo han dicho: Borges, Yourcenar o Barthes los penúltimos– que el poder de los significantes excede al de los significados. No siempre una imagen vale más que mil palabras. Un verbo como joder lo mismo sirve para fastidiar que para el rico sexo y tomar por culo igual es un placer que una frase insultante. (Qué vamos a decir, si el mundo está lleno de hijoputas que nos hacen la puñeta, y de nadie como mi niño, que me saca matrícula con lo poco que estudia ¡el hijoputa!)
HAY QUE PACTAR UN LENGUAJE, hay que salir del tabú, del mal gusto y del eufemismo. Porque la malicia no ha de parar. El sustituto más universal del castellano, pronombre neutro lo, significa por defecto ‘sexo’ o ‘sexo urgente’ y así lo entiende quien escucha frases como lo hicimos en el parque ó lo hicieron sin esperar más. (De asociaciones de este tipo se sirvió, a su manera, la campaña póntelo, pónselo que fue tan famosa.) La malicia ha viciado verbos transitivos como meter o tirar, que los hablantes sustituyen por entrar o caer, intransitivos: éntrate el banco ó ha caído a la hermana. En América y aquí, coger, tomar, pillar, son acciones muy comunes que han quedado contaminadas. (La palabra América también quedó contaminada.) Como el problema está en los significados, hacerle el juego al eufemismo es contaminar para mañana el significante que se use hoy, y será el cuento de nunca acabar. Recuerden el chiste tontorrón: “–¿Te frío un huevo? –¿Por qué no te fríes tú los dos?” Cuando éramos chicos, bragas eran bragas de mujer; hoy son de cuello (lo que es una manera de repartir su antiguo valor como prenda masculina) y las mujeres lo que llevan son braguitas. Y sostenes, no; sujetadores o parte de arriba de un bikini. Hay quien se queda tan a gusto diciendo pene, sin caer en la cuenta de que está diciendo pluma o pincel (inglés pen) para al final volver a lo mismo, latín penis: cola o rabo. Quien dice vagina, dice legumbre, vaina vegetal, doblete culto de judía verde o habichuela. Así entendidas estas etimologías, ¿se representa la imaginación lo que dicen? La única solución para que cursis, tímidos y enredadores no nos tomen el pelo, es pactar con nuestro propio lenguaje, y decir con Góngora: hable yo inteligente y entiéndame la gente. Vivan entrar, tirar, penetrar, coger, polla, coño, carajo. Vivan las mujeres que tienen tetas como tenía Melibea y no senos como los fregaderos de cocina; las que están preñadas, llenas, y no embarazadas, confusas; las que van a parir y no a dar a luz.
ARMARIOS, LOS DE LA ROPA. Es inadmisible, ni como gracia, que la mayoría pida pruebas o aduanas, armarios más o menos, por donde salgan los mariquitas. Tiene sentido saber que Lorca fue homosexual si es que eso me ayuda a entender a Yerma o a Bernarda Alba. Pero ¿qué sentido tiene que quien no es nadie ni famoso tenga que hacer públicas sus preferencias, sus gustos y disgustos sexuales? Bastante es que con armario o sin armario, con orilla o con acera, la homosexualidad soporte ser la otra realidad, la realidad marcada, como ser zurdo es la otra realidad frente a la mayoría diestra, y la silla de ruedas frente a las dos piernas.
HERMANA MARICA. Marica tiene la ventaja de ser palabra admitida por el decoro poético. Marica usó García Lorca en su célebre Oda a Whalt Whitman, de Poeta en Nueva York, donde nos da un repertorio de localismos curiosísimos llamando a los maricas de las ciudades: arpías, faeries, pájaros, jotos, sarasas, apios, cancos, fioras y adelaidas. Colega es una perfecta palabra, magnífico acrónimo del Colectivo de Lesbianas y Gays. Orgullo gay estamos tan acostumbrados a oírlo pronunciado gey [orguyo gey], que no tenemos que empeñarnos en otra cosa. El acoso es acoso y no bullying. Gay es gay. De chicos, nos hemos metido en los armarios, las madres nos han dicho sal del armario, así que conviene dejar los roperos en paz, exentos o empotrados.
LA LA LÁ. Artículos determinantes delante de nombres propios de mujer, cuidado con ellos. Mi vicepresidenta es Fernández de la Vega, no la Fernández de la Vega; ni Caballé es la Caballé para que Gil de Biedma, don Jaime, no acabe siendo la Biedma. Entre gente joven y de habla coloquial el artículo determinante no tiene por qué ser peyorativo ni esto es ciencia exacta que no tenga caprichos y excepciones: la Pilarica es la patrona católica de Zaragoza pero la Rocío no es la virgen de Almonte ni quien lo dijo. Históricamente el artículo ha podido parecernos ponderativo o elogioso: Beatriz Galindo, la Latina, sabía más latín que nadie como el Cidera más sidi, señor, que ningún otro. Con prevenir los malos tratos es suficiente. Lo mismo es un honor ser la Piquer que no lo es ser la Pantoja. La vida es compleja pero en lo académico y oficial lo tenemos más fácil: con evitar o prohibir nombres propios no consensuados, tenemos bastante. Bastante si periódicos y medios, sobre todo la televisión, se impusieran un libro de estilo de obligado cumplimiento, esa ley de defensa del idioma y de las buenas prácticas lingüísticas.
SI LA PSICOLOGÍA, necesidades y perspectivas del tercer género se hicieran múltiples y compartidas por todos, homos y héteros, lograríamos neutralizar la peor parte del machismo, varones que se creen que lo son porque mean de pie y no como otros que orinan, los pobres, sentados. La anécdota es real y está vigente como seña de identidad en algunas peñas masculinas. El varón macho masclo másculo músculo es probable que gallee todavía algunos años delante de mujeres y amanerados mariquitas a los que, por débiles, desprecia. Pero habría que verlo delante del macho músculo embutido en pantalón de cuero que se prepara para una penetración anal lubrificando su homosexualidad con un certero salivazo. Historias de Genet y de Fassbinder. ¿Se acuerdan de Querelle? Pues eso.

[Elwoman, enero de 2007]

La avalancha que viene

From Particulares. Published on 15/08/2014.


No son buitres, son personas. No son pájaros negros de mal agüero, son el reflejo fiel de una sociedad clasista. No vienen a robar, vienen a ofrecernos el producto de su fuerza y de su inteligencia a cambio de vivir, de poder comer. No demandan algo que sea ilegal, piden que la justicia universal establecida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos se cumpla.
Su presencia, tan denostada por algunos y tan aireada por los medios audiovisuales, suponen un estruendoso badajazo en la campana de siete metales que resuena en la conciencia de todas las personas de bien.
No son ladrones, son la previsible consecuencia de un capitalismo salvaje que explota los recursos naturales de sus países y abandonan a su suerte a la ciudadanía que puebla esos semilleros de oro, de diamantes, de petróleo, de madera…
Son… la desgracia personificada que no queremos ver ni entender. Son el dibujo de la miseria que nos negamos no sólo a aceptar sino siquiera a mirar excepto cuando lo hacemos con el morbo que da la distancia.
Son el resultado de una política liberal que solo busca la rentabilidad a corto plazo esquilmando la naturaleza de un lugar, otro y otro, y que mata a quienes coloniza.
Son los grandes olvidados, los sin tierra, los sin brillo en los ojos, los sin nada. Sólo tienen vida y quieren mantenerla, como cualquier animal, incluso racional. No pueden esperar más. No pueden esperar… especialmente los jóvenes, a que la desidia internacional y las multinacionales acaben con ellos como hicimos con sus padres y con sus abuelos. No.
Ellos son… los conejillos de indias de los países ricos, y ahora, también, de los países emergentes que demandan su cuota de reconocimiento en el tablero de ajedrez.
Son el reflejo de lo que somos: sociedades inhumanas insensibles al dolor ajeno.
Hay quienes ven en las avalanchas de africanos en las fronteras de Europa (que no de España ¡leche!, de Europa cuya puerta es España e Italia, que no quieren enterarse en Bruselas) una amenaza. Se equivocan. Se equivocan el gobierno español, el italiano y todos los dirigentes europeos.
No se trata de una amenaza es una oportunidad. La oportunidad de hacer otra política acorde a los tiempos en donde los derechos de la ciudadanía, por el mero hecho de serlo, estén por encima siempre, siempre, de los intereses financieros y económicos.
Alguien tendrá que poner orden en este desaguisado, en este entramado de intereses que sólo beneficia a unos pocos en detrimento de la paz social en el mundo.
Reitero, no vienen con tanques, con bombas, con metralletas, con aviones… vienen con sus brazos desnudos y mucha hambre atrasada, un hambre endémica, demasiada para no hacer algo, para no dar la vida en el Estrecho si hace falta, para morir en el intento. Total… si se quedan en los lugares de los que proceden se morirán de inanición de todas formas.
Traen grabado en el iris de sus grandes ojos de sorpresa y en todas y cada una de las neuronas que pululan por sus cerebros que su meta, su único objetivo -que no es otro que la vida- está tras el muro de incomprensión que les impide llegar a Europa.
Hemos colocado vallas y las reforzamos cada vez más. Como se hace con el ganado, con los animales díscolos que hemos de amansar.
Ante esta perspectiva las ideas de dios, patria, bandera, propiedad… se la pueden meter por donde les quepan todos los parlamentarios de izquierdas y de derechas que sientan sus posaderas en los hemiciclos que legislan y gobiernan en la vieja Europa.
No es necesario recordad ¿o sí?, que todas las Constituciones hablan de fraternidad, de solidaridad, de igualdad de los seres humanos.
Entre unos y otros estamos convirtiendo a África en un volcan a punto de reventar y las toberas de salida están en Ceuta, en Melilla, en Cerdeña, en Sicilia y en otras partes de las costas italianas y españolas.
Lo de ahora, lo que tenemos, son pequeños sismos premonitorios de lo que ocurrirá si no se toman medidas paliativas. La gran explosión que llenará de lava candente, y roja, como la sangre que se derramará, es cada vez más evidente. Pero los analistas, los estrategas, los sismólogos de la cosa pública nada dicen, aguantan, utilizan la fuerza como arma pero de nada les servirá. Los arietes de la gran avalancha ya han comenzado a moverse y no habrá quien la pare.
Me averguenza pertenecer a un pueblo, a un país, a un continente, a un mundo en donde los derechos del ser humano son pisoteados en aras de un capitalismo salvaje que no se preocupa por los más débiles.
Estoy hasta la entrepierna de oportunistas, de títeres iluminados por el áureo color de los dólares y los euros, de estadistas sin vergüenza alguna, de analfabetos con pretensiones, de marionetas sin alma, de ladrones con pañuelo de seda en el bolsillo exterior de la chaqueta que roban en arcas públicas y de ciudadanos aborregados por el brillo de oropeles en las pantallas de plasma que no se mueven ni para mear.
Y la derecha nada hará ni nada espero de ella porque siempre hizo lo mismo. Está haciendo lo que quiere hacer, por tanto lo que debe. Al menos, es coherente. Pero… ¿los partidos que manifiestan llamarse de izquierdas? ¿En qué narices están pensando los dirigentes que se proclaman de izquierdas, que han de desarrollar políticas sociales, solidaridarias y en las que la fraternidad universal han de ser referentes ineludibles de su hoja de ruta? ¿Nadie grita? ¿Nadie se postula en Europa con otras medidas que no sean las de hacer crecer las vallas, llenarlas de púas y de objetos cortantes para que se partan las manos al subir el que sólo viene buscando pan para comer y un lugar en donde no morirse de hambre?
Lo que está ocurriendo es la demostración clara y contundente de que el sistema ha fallado, se ha desfondado, se ha escorado hacia un abismo insondable y muy peligroso porque se ha abusado excesivamente de los más débiles. Y algunos de ellos están dispuestos a morir luchando antes que hacerlo en los páramos de la desgracia en que habitan.
O se invierte en África en sanidad, educación, en políticas activas que desarrollen a corto plazo cierto tejido de bienestar… o nos invadirán. No habrá vallas ni policías suficientes para pararlos.
¡Pues, ea! ¡A espabilarse, coño! Que son personas las que mueren y no cobayas de laboratorio ¡joder!
Paco Huelva
Agosto de 2014

Campaña de micromecezango para el Proyecto “DAR TIKA. Poesía y música solidaria”

From Particulares. Published on 13/08/2014.

Si puedes, si te lo puedes permitir, si eres solidario, ayuda.

Ponemos en marcha el proyecto “DAR TIKA. POESÍA Y MÚSICA SOLIDARIA”, que es un proyecto conjunto de las asociaciones “AID CHILDREN OF THE WORLD” y “Asociación Internacional HUMANISMO SOLIDARIO” .
PUEDES HACER TU APORTACIÓN A TRAVÉS DE LA PLATAFORMA GOTEO, mediante el sistema de “crowdfunding” (micromecenazgo) a través de la plataforma GOTEO y necesitamos de tu aportación y/o difusión, para hacer posible económicamente este proyecto.
Este enlace te llevará hasta la plataforma de crowdfunding donde puedes ver el proyecto y las diferentes formas de colaboración económica:
https://goteo.org/project/proyecto-dar-tika–poesia-y-musica-solidaria/home
PROYECTO DAR TIKA. POESÍA Y MÚSICA SOLIDARIA
goteo.org
By: María Afonso G
El proyecto “DAR TIKA. POESÍA Y MÚSICA SOLIDARIA” es una iniciativa que trata de poner en valor la solidaridad y la fraternidad entre las personas, a través de la conjunción de la música y de la poesía.
El instrumento del proyecto será la edición, en soporte físico de un CD conteniendo 20 canciones con letra de poemas de diferentes poetas andaluces (María Victoria Atencia, Manuel Gahete, Juan Miguel González, Alberto Torés, Pilar Quirosa, Francisco Morales Lomas, Inés María Guzmán, etc.), musicados por el cantautor malagueño (de origen argentino) Juan Alberto Gómez e interpretados por diferentes músicos y cantantes (Juan Alberto Gómez, Gema Cuellar, Alfonso Millán, María Guzmán, etc.). Igualmente se incluirá en el CD la voz de los poetas, quienes leerán sus propios poemas.
El CD irá acompañado de un libro que contendrá poemas y algunas de las partituras musicales, así como nota biobibliográfica de los autores y una introducción crítica.
La recaudación íntegra de la venta de estos soportes se destinará al sostenimiento de la casa de acogida “DAR TIKA” (Casa de la Confianza) en la ciudad de Tánger (Marruecos) para niñas abandonadas y en grave riesgo de exclusión social. Con este proyecto se pretende la atención, formación e inserción de niñas menores de edad, que viven en la calle y/o en situación de explotación y abuso de todo tipo (económico, psicológico, físico, y/o sexual), con la finalidad de dignificar la vida de éstas y de hacer efectivos los derechos fundamentales que les protegen. El proyecto está siendo desarrollado y dirigido por la entidad católica RELIGIOSAS DE JESÚS-MARÍA, con ayuda de CÁRITAS y la ONG AID CHILDREN OF THE WORLD.

Recibe un cordial abrazo, siempre.

Ukigumo, de Ángel Olgoso

From Particulares. Published on 12/08/2014.


La luna tiembla sumisa
en el charco
pisado por un perro.
(A. Olgoso)

En abril de este año, cuando los pimpollos estallan en Occidente llenando de colores miríadas de pétalos exuberantes y coronando de Armonía la naturaleza, presenté en una librería de Madrid (Enclave de Libros) “Haikus a tres voces”, de Aurora Gámez Enríquez. En la introducción del acto decía:
[Una de las cosas a mi entender que ha de contener la Obra poética, si quiere aspirar a la esencialidad -elemento imprescindible de búsqueda en el decir lírico- es provocar en el lector la comunión entre lo escrito y lo que se lee. Que, aunque parezca idéntico no es lo mismo. Porque, entre ambos actos (el de escribir y el de leer) median tiempos diferentes, estados de ánimo disímiles, mayor o menor capacidad intelectiva… y una exuberancia de cosas que harán que lo escrito se interprete siempre, siempre, de una otra forma a la que originalmente provocó o sugirió al literato su escritura.
Pero, sabido es que esa es una de las grandezas de la literatura en general, pero muy especialmente de la poesía, que ha de ser gota de agua y mar, elemento concreto y a la vez universal; Uno y Todo en el sentir helénico de ambos términos; canto y llanto; sueño y realidad; “amorodio”, “lunasol”, “nochedía”, “vidamuerte”, “verbolibre”; “palabraacción” en su caso].
“Verde, fresco, mareante;
resuena todo el olor del mundo
en una ramita de hierbabuena.”
El granadino Ángel Olgoso ostenta, entre los lectores avezados (lo desee o no), el reconocimiento de ser probablemente uno de los mejores escritores contemporáneos de relatos en lengua española. Su bibliografía, así lo demuestra.
Si difícil resulta abrirse paso en el mundo del relato, mucho más lo es en el ámbito de la poética a pesar de lo que muchos piensen, porque, ésta, ha de perseguir de forma constante el “centro”, ese oscuro y a la vez numinoso lugar en donde la palabra encontrada, hallada, en el proceso volitivo de creación, ha de ajustarse como un molde a la Idea o a la inversa, que tanto monta.
“El amante busca triste y delicadamente,
en el fondo de la antigua caja,
un mechón de cabello, polvoriento.”
Bien, pues Ángel Olgoso, el irredento narrador en corto, acaba de sorprendernos ahora con “Ukigumo”, un poemario en edición bilingüe (español e italiano) publicado por la Editorial Nazarí, con traducción del propio editor de la misma Paolo Remorini.
“Bajo el quieto arrecife
de la vida de los hombres,
miríadas de luchas.”
El propio Olgoso manifiesta lo siguiente sobre su obra:
“Con estos haikus escritos en 1992 (época en la que aún no era común un género tan delicado e inefable) quise buscar la iluminación a través de la sencillez, de un estilo limpio y austero, de una respiración cadenciosa, de una precisión casi flotante, como esas nubes que nos sobrevuelan mientras se desdibujan con nitidez; a través de una poesía que, sin alzar la voz pero con la conciencia alerta, aspira a retener el instante más que la secuencia, las pequeñas ondas de la emoción del yo más que las mareas del alma, a alimentarse de diminutos asombros, de las sorpresas de la naturaleza vislumbradas de pronto y que sacuden el momento vivido”.
“La luz del sol
embiste la escarcha
con risa crujiente.”
“Ukigumo”, el nuevo libro de Olgoso, resulta ser un manojillo de alfileres que se clavan en el entendimiento, en la conciencia del lector, produciendo cada uno de ellos un estupor.
Paco Huelva
Agosto de 2014

La lógica del vampiro, de Adelaida García Morales

From Particulares. Published on 12/08/2014.


El hombre ha jugado su partida con la existencia y la ha perdido, nos ha llevado a la catástrofe. La mujer es la reserva que le queda a la vida, por sus valores, por ser más altruista, aunque la sociedad, hasta ahora, nunca le haya pedido a la mujer ser alguien.
(A. G. Morales)

Adelaida García Morales es una de mis novelistas españolas de culto desde que en la década de los noventa leyera sus relatos “El sur y Bene”, cuyo primer texto aprovechó Víctor Erice para hacer una excelente película, consiguiendo adaptar el tempo marcado por la escritora con una maestría que pocas veces he visto en el trasuntar de una narración hacia los esquejes de un guión cinematográfico, donde lo visual, la imagen, toma una fuerte preponderancia sobre la palabra y los diálogos de los personajes.
A mi entender García Morales no es una escritora feminista en el sentido que entendemos a día de hoy por tal término, sin embargo, es curioso destacar que los personajes relevantes (sean principales o secundarios) de sus narraciones son casi todas mujeres.
Enrique Murillo en el proemio de “La lógica del vampiro” dice que “García Morales escribe cuentos de fantasmas sin necesidad de que en ningún momento se materialicen los fantasmas”. Y es cierto. Esta novela es un ejemplo de ello.
García Morales no es una escritora muy leída, ni muy premiada ni muy reconocida. Pero eso como es sabido nada tiene que ver con la calidad incuestionable de su universo literario, a prueba de contraste por quienes lo deseen, sino, más bien, con ese constructo montado por las megaeditoriales donde solo publican un grupo de elegidos contemporáneos -y los consabidos clásicos, hasta ahí podríamos llegar- con libros de entretenimiento que la mayor de las veces, a mi entender, nada tienen que ver con el hecho literario sino más bien con un cosmos donde priman otros valores que se encuentran en el trasfondo de una estrategia en la que navegan dosificadas góndolas cargadas de billetes, la raíz de un pensamiento unificado por encima de las individualidades y sobre todo de las genialidades… libros matrices de matrices exentos de originalidad, y algunos o muchos libros de autoayuda que terminan convirtiendo la esencia del individuo en objetos planos con los mismos gustos e intereses: un páramo orwelliano que mata la creación como elemento necesario e indispensable que es para construir el devenir.
“La lógica del vampiro” es una novela excepcional, con pocos diálogos, muy introspectiva, donde la narradora va expulsando la trama en pequeñas dosis perfectamente calculadas que hacen avanzar el texto hasta la resolución final, que no deja de ser sorpresiva, dado que demuestra que los vampiros existen, y te chupan, si no la sangre sí la voluntad de acción, hasta convertirnos en una presa más de sus artimañas que puede llevarnos a la muerte, la locura o la sumisión absoluta.
Como queda claro, una excelente metáfora de la realidad que nos circunda en donde el pensamiento único y el negocio como ya dije, son los iconos referenciales que priman sobre la individualidad del ser humano, llegando a cosificarnos y convirtiéndonos en peones de quienes manejan los hilos del poder.
Paco Huelva
Agosto de 2014

DIÁLOGO UNIPERSONAL

From Particulares. Published on 11/08/2014.

Diálogo Unipersonal

Dirigir ella sola el rumbo…
Tan difícil como pensarlo.
Sin nadie que le ofrezca
Un destino sin principios…
Suena a puñal por la espalda
Sí, a puñal como al desafío
Que induce no ser de horóscopos.

Perdonen las interrogantes y los exabruptos

From Particulares. Published on 08/08/2014.


Hoy me he levantado taciturno -soturno, diría el maestro Cansinos-Assens, ese monstruo literario tan desconocido en su país, que es el nuestro-, apesadumbrado, quisquilloso. Vamos, cabreado, lleno de dudas…
La culpa, pienso, la tiene haber leído la prensa del día sin reforzarme lo suficiente para que no me afecte su contenido. Y me ha perturbado, claro. Y mucho.
El misionero Miguel Pajares y su acompañante, que parece más bien un apéndice del primero, con perdón, ya están en España atendidos con todas las de la ley. Fetén. Nada tengo que decir sobre los esfuerzos llevados a cabo para que la enfermedad contraída -ese zaratán, que diría Juan Ramón Jiménez- por ambos, se atienda como debe. No voy a entrar en el coste del traslado, el flete de un avión especial, el desalojo de un hospital entero, el reguero de ambulancias trasladando enfermos a otras partes ni sobre el interés mediático que todo ello ha supuesto… al igual que el de algún afectado norteamericano que ha corrido la misma suerte. Me parece loable, humanitario y necesario. Hasta aquí todo bien.
Pero ahí, justo ahí, está la punta del alfiler que me ha dañado. Hace mucho tiempo que decidí convertirme en ciudadano del mundo. Pasar de símbolos, banderas y países y mirar a todas las personas sin distinción de género, raza, condición social o nacionalidad como a mis hermanos. Agarrar por bandera los derechos de la ciudadanía independientemente del lugar en que haya nacido cada cual -ese accidente-, y pedir a gritos, junto con un montón de creadores, que la fraternidad, la solidaridad, la igualdad de trato, son elementos privativos que porta todo ser humano.
Y claro, dicho lo anterior, viene la pregunta. En África han muerto más de mil personas por el virus del ébola. ¿Qué ha hecho Occidente y Oriente por ellos? ¿Qué? Nada. Se mueren y punto. Y la enfermedad sigue extendiéndose con tildes de pandemia y nadie se menea excepto cuando le toca a un ciudadano de un país del primer mundo. ¿Primer mundo? Y una mierda, con perdón, reitero.
Y si me diera por pensar -en este regüeldo con que escribo- que podría haber intereses ocultos para que tal padecimiento se desarrolle hasta que una vacuna milagrosa aparezca por arte de birlibirloque, y se vendan las cajitas de pastillas sanadoras a tropecientos euros cuando su coste real sea de cincuenta céntimos. ¿Quién me va a contradecir? ¿Me impedirán que no pìense? ¿Que no me exprese?
No. No está bien esto de lo que hablamos. China está comprado infinidad de terrenos en África. Algunos más grandes en extensión que muchos Estados europeos. ¿Esta haciendo la recién estrenada potencia mundial algo por los enfermos de ébola en África? No. ¿Lo hace Europa o EEUU aparte de sacar a sus enfermos de la zona con toda suerte de medios? No. ¿Por qué? ¡Ah, lo sentimos!
El ébola ha venido para quedarse, para extenderse.
El SIDA no empezó a formar parte de las prioridades de los países desarrollados hasta que la afectación a su población se convirtió en un problema para sus dirigentes. Mientras tanto, a los afectados por esa enfermedad en África, que le den. Y los muertos, enterrados. Son tierra. ¿Y los socios de las grandes farmacéuticas? Pues ganando dinero e espuertas.
¿Por qué se permite a las multinacionales farmacéuticas los desorbitados precios de los tratamientos paliativos y no se les obliga a poner en el mercado un genérico a coste real que se aplique en África? Contesten ustedes.
Yo a esto le llamo Negocio. Con mayúsculas. Y le llamo Genocidio. ¿Saben por qué? Pues porque existiendo posibilidades para poder paliar los estragos del ébola en la génesis, en su inicio, y sobre el territorio afectado, nada se hace.
¿O pudiera ser que nada se haga porque son pobres, y negros, y desgraciados, y en fin…? Pues peor me lo ponen.
A veces me avergüenza la falta de ética que demuestran en la toma de decisiones quienes rigen nuestro destino.
Quiero decirle al gobierno español, a los europeos y a los de todos los países desarrollados que dejen de mirarse el ombligo y que gobiernen ¡coño!
Que no todo es ni debe ser negocio. Que el bienestar de la ciudadanía debe estar por encima de cualquier contubernio ¡joder!
Y reitero, perdonen las molestias y los exabruptos. Pero la culpa ha sido, creo, de que no me calcé el uniforme de ciudadano occidental y amanecí como soy, ciudadano del mundo.
Paco Huelva
Agosto de 2014

Ébola

From Particulares. Published on 08/08/2014.

Se está viendo lo peor del género humano. Se critica el rescate del religioso por múltiples razones: porque se le salva sólo a él, porque es un cura… Óptimamente, deberìamos salvar a cuantos pudiéramos. Seguramente no se puede, debería poderse. Pero la gente no está gritando por que no se salve a todo el mundo. La gente está gritando porque lo han salvado a él, un privilegiado, ciudadano español. ¿En serio están gritando porque se salva a alguien? ¿Preferirían o todos o ninguno? Bien, todas las vidas son iguales. Critica lo que no podemos hacer, no lo que hacemos. Y vamos a recordar que este hombre no estaba ahí haciendo turismo exótico, como hacen muchos que chillan. Y que nadie protesta cuando se gastan dinerales y se arriesgan vidas para rescatar a un yupi gilipollas metido a montañero y que se ha perdido en la sierra de Gredos el muy imbécil.

La engañada, de Thomas Mann

From Particulares. Published on 06/08/2014.


Hablar de quién fue y es Thomas Mann para los lectores de su tiempo y los actuales es una petulancia. De un engreimiento insostenible y quizá vergonzoso. Así que pasaré por alto todos sus méritos y que cada cual, en función de sus necesidades, haga de su capa un sayo.
La semana pasada adquirí, en una de las librerías de Madrid más interesantes por el fondo disponible y por la forma (las charlas, aunque sean a quemarropa, con sus dueños Giuseppe y María es uno de los privilegios que puedo darme en la capital del reino), adquirí decía, una novela descatalogada de Thomas Mann: “La engañada”, editada en 1979 por Pocket Edhasa.
La librería de la que hablo es “Enclave de Libros”, una librería asociativa situada en la Calle Relatores que es mucho más que un lugar en donde se compran libros.
La historia que sigue cada libro es una cuestión que me quita el sueño hace tiempo. No lo creeréis, pero es así. Porque nadie me negará que un libro es un organismo vivo que habla con quienes están dispuestos a conocer sus secretos. Además, la historia que nos cuenta a cada uno es siempre diferente. Incluso, si uno mismo lo vuelve a leer ya no es la misma, es otra. Un misterio esto.
Acabo de poner mi nombre y la fecha de hoy en la hoja inicial del mismo. En esa hoja hay dos nombres y dos fechas más. La primera de septiembre del 81 de un tal Bosco; y la segunda de un tal Alejandro en junio de 2000. Sé que al menos hemos sido tres los lectores de ese texto concreto: el que tengo entre las manos. Además, Bosco y Alejandro, uno con lápiz (no sé cuál) y otro con tinta azul, hicieron anotaciones en los márgenes o subrayados, al igual que yo lo he realizado con tinta negra.
Ahora que tengo el libro delante esta circunstancia me da que pensar. ¿Qué nos une a Bosco, Alejandro y Paco Huelva? ¿Qué coincidencias o desavenencias respecto al texto nos ensamblan o nos separan? ¿Viven Bosco y Alejandro?
¡Viven sin duda! Su pensamiento, su forma de razonar, su forma de entender la poética están aquí, junto a la mía. Algo nos ha fusionado por siempre: el amor por la literatura. Pertenecemos a ese raro grupo que entendemos que leer es fuente de ideas y conceptos. Que leer no sólo aporta entretenimiento sino también y sobre todo conocimiento.
Pero vayamos a la novela. “La engañada” es una obra maestra del Nobel. Otra más del autor de “Los Buddenbrook”, “Tristán”, “Tonio Kröger”, “La muerte en Venecia” (¡que películón hizo Visconti con este texto!), “La montaña mágica” o “Doctor Faustus” por citar solo algunas.
En ella puede leerse a Mann dando voz a unos personajes femeninos con una profundización en los caracteres y unos diálogos nada superados en la literatura contemporánea. Puede que su homosexualidad, aunque se terminase casando y teniendo varios hijos, haya ayudado a perfilar los mismos.
Mann engancha. No es una predicción, es un hecho. Por eso aconsejo a quienes puedan hacerse con la novela que la lean. Su aliento narrativo, el sostenimiento de la tensión dramática y la brillantez con que ejecuta la trama de la misma, hacen de esta novela un texto para disfrutar.
Paco Huelva
Agosto de 2014

Cool

From Particulares. Published on 02/08/2014.

Ser de Podemos está de moda. Y acabar los mensajes gritando ¡Podemos!, como si el simple alarido entusiasta hiciera realidad algo. Y a los de Izquierda Unida se nos queda cara de tontos, porque llevamos años (desde muchísimo antes de que existiera Podemos) defendiendo las cosas que defienden ellos: no a los desahucios, no a la pérdida de derechos sociales, inicio de un proceso constituyente, cambio radical de las estructuras democráticas, etc. Pero los que no apoyaban a IU en eso ahora apoyan a Pod, porque es guay, porque no es un partido de la casta, porque es aire fresco. ¿Qué es ser un partido de la casta? ¿Estar en las instituciones? Bien, Pod ya está en las instituciones, una vez que ocupa escaños en el Parlamento Europeo. Y afirma que quiere gobernar, es decir: ocupar las instituciones.

Dicen las encuestas que Pod superará a IU en las próximas elecciones. ¿Entonces por qué no la superó hace un mes en las Europeas (en las que sacó la mitad que IU), si el programa era el mismo que hoy? Porque Pod aún no era cool. Ahora sí que es cool apoyar a Podemos, a caballo ganador. Parece que no son las ideas sino el movimiento y la ola lo que cuenta. Leo en Público que 32.000 personas se han afiliado a Podemos en 48 horas. Yo que sus dirigentes me echaría a temblar.

No creo que haya nadie realmente sensato en IU o en Podemos que ignore que juntos podrán hacer muchas cosas, cosas reales y tangibles, y que por separado será tres cuartos de lo mismo: incordiar, dar que hablar y no arañar ni lo más mínimo el blindaje del bipartidismo. ¿Quieres cambiar realmente la situación o meramente lucir la camiseta chula que se lleva estos días?

El país de los ciegos, de H. G. Wells

From Particulares. Published on 01/08/2014.


Lamento haber descubierto a Wells a principios
de nuestro siglo: me gustaría poder descubrirlo
ahora para sentir aquella deslumbrante y,
a veces, terrible felicidad.

(Borges)

A los lectores lectores no hay que presentarles a Wells. Este narrador vigoroso y filósofo político que además impulsó el género científico en la novela, es un autor reconocido por sus obras literarias y por criticar con la pluma y con la palabra en multitud de conferencias, los grandes conflictos que asolaron la Europa de su época.
Nórdica Libros ha editado en febrero de 2014 un relato poco conocido del autor inglés, que merece ser leído con detenimiento por lo que tiene de metáfora, ese recurso estilístico un poco olvidado pero que ha dado ejemplos más que sobrados, desde que la escritura es una herramienta imprescindible en la comunicación de los seres humanos, de cómo contar la realidad, a veces sin nombrarla.
Eso ocurre con el relato “El país de los ciegos” que Nórdica Libros ha publicado en una magnífica edición bilingüe (español e inglés), con ilustraciones de la gaditana Elena Ferrándiz.
El relato no sólo puede leerse sino que las ilustraciones ayudan al lector a enmarcarlo en el escenario que el autor eligió para desarrollar la trama del mismo, y, a su vez, a través del recurso citado (la metáfora), nos da la posibilidad -para eso está el paraíso inconmensurable del pensamiento- de poder extrapolarlo a cualquier tiempo y lugar.
Esa es una de las grandezas de la literatura y por esa razón los avances telemáticos en multimedia jamás podrán competir con ella.
Podríamos hablar de creadores ciegos en diversos campos del arte, pero sería una boutade que no me voy a permitir. También lo sería nombrar personajes o títulos de libros en los que la ceguera no sólo no es un déficit personal para quien la padece sino un elemento capaz de incentivar al ser humano muy por arriba de aquellos que ven pero que en realidad no ven nada.
Esto no viene de ahora. Ya los presocráticos decían, como sabemos, que “hay que mirar viendo”. Por eso el refrán anónimo de que “en el país de los ciegos, el tuerto es el rey”, no deja de ser lo que es, un refrán.
Este excelente relato de Wells lo corrobora una vez más.
Paco Huelva
Julio de 2014

Jordi Pujol

From Particulares. Published on 31/07/2014.

Molt honorable carente de toda honorabilidad (del hijo, ni hablamos…).

Cartas a Lou, de Guillaume Apollinaire

From Particulares. Published on 30/07/2014.


Beso sus manos, sus pies y sus
párpados abatidos y ojerosos,
como los de las cabras enamoradas.

(Apollinaire)

Desde el 28 de septiembre de 1914 hasta el 18 de enero de 1916 -dos años antes de su muerte-, el poeta, novelista y ensayista francés Apollinaire, escribió al menos 220 cartas a una descendiente directa del almirante Coligny: Geneviève-Marguerite-Marie-Louise de Pillot de Coligny-Châtillon (ni más ni menos).
Con prólogo de Michel Décaudin y traducción de Marta Pino Moreno, la editorial Acantilado puso en circulación en 2008 “Cartas a Lou” de Apollinaire.
Es necesario aclarar para que no quepan dudas, que esta Lou no es la que enamoró a Nietzsche, Paul Rée o Rilke, o la que se tuteó con Freud y escandalizó a muchas féminas y meapilas de la época, de la que hablaremos otro día: Lou Andreas-Salomé.
Pues bien, Apollinaire en “Cartas a Lou” -si bien puede resultar pesado porque el género epistolar leído de corrido casi siempre lo es, por lo reiterativo en muchos casos- se nos muestra de un superlativo erótico que puede azorar a mentes cándidas, en esta correspondencia con su desinhibida (bueno, dejemos claro que cada cual hace con su cuerpo lo que le venga en gana) amada Lou:
“Hasta mañana, mi corona de laurel, te beso todas las hojas, también por el envés, y mordisqueo con deleite tus bayas gloriosas”.
Pero el lenguaje de Apollinaire, que pasó en la guerra buena parte de su corta vida -falleció a los 38 años-, también se hace patente en las mismas:
“La de casquetes que vamos a echar (…) mi pequeña esclava culona”.
O insoportable por lo cursi como debe ocurrirnos a todas las personas cuando nos enamoramos:
“Lou, cuando pienso en ti me empalmo de un modo indescriptible”.
Otras veces, cuando el ardor del guerrero debía estar en su máximo apogeo, luego de decirle a Lou “que no se hiciera manitas”, que no se masturbara mucho, soltaba algunas tracas de las que pondré sólo un ejemplo que ruborizaría al mismísimo Marqués de Sade:
“Quiero que me obedezcas en todo, hasta la muerte, y para obligarte a ello, bella indómita, quiero azotarte las nalgas, las gruesas nalgas aterciopeladas que se agitan, se abren y se cierran voluptuosamente cuando estoy encima fustigándolas. Te las flagelaré hasta que sangren, hasta que parezcan una mezcla de frambuesa y leche. Estas dos bellas eminencias merecen en justicia la sotana cardenalicia y yo me encargaré de otorgársela. Te las retorceré de dolor y deleite hasta que, palpitante, te posea con hondura, boca a boca, y si no te rindes te reservo el suplicio del palo, te encularé hasta la raíz de mi verga y te haré gritar de dolor mientras reviento ese bonito culo que se lo tiene bien ganado, ese culito del que me he compadecido mucho hasta ahora”.
En fin, un libro que no aconsejo a lectores melindrosos sino a quienes deseen indagar algo más en la personalidad de Apllinaire, quien, en su vida privada, por las cartas escritas a Lou, se nos revela también como un redomado machista y a veces un tanto homófobo.
Apollinaire, como es sabido, jugueteó en su corta vida con el simbolismo, el cubismo, el dadaísmo y podría decirse que dejó planteada la entrada hacia el surrealismo. Su relación con Picasso, Braque y Matisse así lo atestiguan.
Algunos de sus famosos ideogramas -hoy incluidos en la denominación “poesía visual”- pueden encontrase en este interesante texto.
Paco Huelva
Julio de 2014

Deontología

From Particulares. Published on 29/07/2014.

nobelpaz“WAR IS PEACE”

George Orwell

Regresar al lenguaje primigenio

en el que todas las palabras eran

signo leal e inequívoco de lo que designaban.

Y la lluvia era lluvia, el tigre, tigre,

y la paz era paz o una paloma

volando sobre un mundo sin fronteras

en vez de un galardón prostituido

por los ruines señores de la guerra.

Regresar al lenguaje primigenio

para abrirle las puertas al lenguaje

cerrándolas a un tiempo a la retórica

falaz y deletérea de las hienas.

Mentiras piadosas

From Particulares. Published on 27/07/2014.


Alfonso se levanta diariamente antes de que amanezca. Se ducha, se acicala con mimo y se viste: Traje, calcetines y zapatos negros; camisa blanca, pajarita y pañuelo a juego en el bolsillo exterior de la chaqueta…
Luego sale a la calle irrigando un olor parecido al de la colonia de marca. Su paso es raudo, meticulosamente medido, ensayado durante sesenta años. A los transeúntes que se cruza, los conozca o no, les cuenta que ninguna de las cabinas telefónicas de Madrid funcionan y que tiene que dar un recado urgente y no puede.
Continúa así de dos a tres horas largando su monólogo a quienes puedan oírle: vagabundos que duermen en las aceras, repartidores, taxistas esperando clientes en las paradas, ejecutivos con prisas, borrachos trasnochados, gente que saca al perro a defecar, beatas que van a misa de ocho… o, en su defecto, a los árboles, las farolas, los cajeros de bancos, las papeleras llenas o vacías, las bicicletas amarradas a las rejas, las losas del acerado, las palomas, los aviones que cruzan el cielo y a todo lo que se le cruza, se menee o no.
A una hora indeterminada regresa a casa, cansado, en donde le espera su octogenaria madre con el desayuno presto:
-¡Mucho has tardado hoy, hijo! ¿Has tenido mucha tarea?
-¡Uff! ¡Para qué contarte, mamá! Ha sido un día horrible; habré hecho unas doscientas llamadas de teléfono. –contesta Alfonso invariablemente.
-Bueno… bueno, hijo. ¡Come algo y mañana procura no cansarte tanto!
-Veremos a ver, mamá. Mi trabajo es imprevisible. –dice Alfonso mientras enciende la televisión y se introduce la servilleta a cuadros en el cuello para no mancharse el atuendo.
Paco Huelva
Julio de 2014

Za Za, emperador de Ibiza, de Ray Loriga

From Particulares. Published on 25/07/2014.


…alrededor de un botón no muy bien hilvanado puede y quiere crecer una jungla. O una tormenta. O el fin del mundo”.
(Ray Loriga)
No sé cuánto se lee a Ray Loriga pero, sea la que fuere la cantidad resultante del escrutinio, debiera ser mayor. Muchos más.
Dicen por ahí que Loriga tiene influencias de Carver, Kerouac, Burroughs, Ginsberg, Bukowski y otros troteros de la generación Beat y del llamado realismo sucio. Yo no lo creo.
Ray Loriga no se parece a nadie. Si acaso, a la figura que le devuelve el espejo que como sabemos nunca es uno mismo sino un indefinido otro.
El espejo y la conciencia resultan un enigma, una sorpresa, un llanto o una risa, vete a saber.
Bueno… pues ese otro que no es Ray Loriga y que escribe relatos y novelas y guiones de cine y dirige películas, y que hace otro montón de cosas que no dice porque no quiere, es, a su pesar, un filósofo de su tiempo; o sea, de este tiempo.
Ray Loriga es un seductor; un encantador que usa las palabras como los domadores el látigo; un jugador sin cartas marcadas que hace malabarismos con la pluma; un Esopo de la época que hollamos; un tipo con criterio propio; un guaperas con inteligencia -que ya es la hostia mal que les pese a muchos-; un traficante de sueños ajenos; un fino observador que hace de la parábola una limpia lectura de la realidad; un “bicho” a tener en cuenta en esto de la literatura, sin duda; en definitiva… un escritor al que hay que leer.
Su lenguaje es rápido, directo, sin florituras ni mojigangas.
Siempre me gustó leer a Ray. Desde sus inicios. Algunos pensarán que sus novelas, relatos y guiones cinematográficos son ligeros. Se equivocan. La realidad y la ficción se apelmazan en un todo indisociable, y Ray lo sabe, y lo escribe. Lo cuenta en rocambolescas historias, sin ditirambos, como dije. Una delicia para el lector. Punto.
Una manjar expresaba, que puede doler si profundizas en lo que hay más allá de lo aparente, de lo epidérmico.
Las sentencias, las máximas de Ray, debieran estar esculpidas en los frontispicios de la Academia de la Lengua, de las Facultades de literatura y de las bibliotecas públicas.
“Za Za, emperador de Ibiza”, editado por Alfaguara, es un ejemplo más de buena literatura.
No voy a contar nada sobre la novela, el que quiera que la lea. Solo un dato, para el gusanillo de cada cual: trata de la secesión… de la independencia de Ibiza del resto de la piel de toro.

Paco Huelva
Madrid, Julio de 2014

El eslabón podrido

From Particulares. Published on 25/07/2014.

2001_a_space_odyssey_movie_image__3_Bajó el hombre del árbol
—o perdió el equilibrio
y se pegó de bruces contra el suelo,
según otras versiones no oficiales—
y, tras unos instantes con los pies en la tierra,
se elevó levitando
hasta depositar su culo en una nube.
Y desde entonces llueven
heces a borbotones sobre el mundo.

Ebrio de enfermedad, de Anatole Broyard

From Particulares. Published on 24/07/2014.


Traducido por Miguel Martínez-Lage y con prólogo del eminente psiquiatra y neurólogo Oliver Wolf Sacks, Ediciones La Uña Rota puso en circulación en 2013 “Ebrio de enfermedad y otros escritos sobre la vida y la muerte” del escritor, crítico literario y director de The New York Times Book Review Anatole Broyard.
Cada vez resulta más evidente que las buenas obras literarias, ensayísticas, dramáticas… están siendo publicadas por editoriales independientes y, además, que hay que ir a comprarlas a las librerías de toda la vida y no a las grandes superficies ni a las megalibrerías, que no son otra cosa que centros de distribución de libros de autoayuda o de escritores que ejercen su tarea (puede que para comer, no lo niego) por encargo, o que están en nómina de agentes literarios que les dicen de qué escribir, cuántas páginas, con qué tono y todo lo demás.
Una basura.
De esta manera, estos despenseros de corrientes de opinión, que no son otra cosa que aliados empresariales y financieros del poder, consiguen, para complacencia de los detentadores del mismo, aborregar las conciencias de la ciudadanía impidiéndole obtener una posición libre, y crítica, en su caso, sobre los asuntos que son o debieran ser de su interés, convirtiéndola en eternos peones del tablero de ajedrez en donde se dilucida la vida.
Así, el pensamiento único, el maldito ojo orwelliano, el neoliberalismo, apoyado por el control de los medios audiovisuales y las nuevas técnicas de información telemáticas, ha propiciado que la censura parezca que no existe cuando en realidad está presente entre nosotros más que nunca.
Se trata de que todos vean lo mismo, hagan lo mismo, piensen lo mismo…
La inquisición del medievo es una pera en dulce comparada con la dictadura que gobierna el pensamiento circulante.
¡Un verdadero desastre, la encrucijada que atravesamos!
A aquellos que osan sacar el pie del plato se les machaca, no se les edita, se les infama y, si es necesario, se les silencia de muy variadas formas, incluso con la prisión o la muerte si fuera menester, dependiendo del lugar geopolítico en que éstos hayan nacido o se desarrollen. Punto.
Pero, a lo que íbamos. “Ebrio de enfermedad” de Anatole Broyard, es un libro de una humanidad y profundidad psicológica y sociológica apabullante, tanto en cuanto enfrenta a la muerte -esa meta ineludible que hay en la vida- con una sinceridad y una valentía digna de encomio y, por ello, el texto, resulta ser un mural, un “fresco” que debe ser meditado, masticado y absorbido por aquellos para quienes la lectura es una referencia, una alimentación ética y estética ineludible que reconforta el tránsito del ser humano por la oscura vereda de la existencia.
El libro se compone de un relato (“Lo que dijo la citoscopia”), de cuatro ensayos y de un pequeño diario que escribió Anatole cuando el cáncer hizo mella tanto en su padre (en el caso del relato) y en sí mismo, en el resto.
Muchos creadores han escrito magistrales obras sobre la muerte tanto desde la observación de la realidad como desde la ficción pura. La lista podría ser interminable: Homero, Séneca, Virgilio, Dante, Shakespeare, Conan Doyle, Poe, Chéjob, Tolstoi, Thomas Mann, Kafka, Ana María Matute, Malcolm Lowry, Yukio Mishima, Wole Soyinca, Susan Sontag…
Algunas frases de Anatole Broyard incluidas en este libro, escritas cuando la enfermedad, la metástasis del cáncer era imparable:
Estoy lleno a rebosar del deseo de vivir, de escribir, de hacer muchísimas cosas. El deseo es por sí mismo una especie de inmortalidad.
La enfermedad es ante todo un drama que debiera ser posible disfrutar a la vez que se padece.
Estar enfermo es una extraña mezcla de lo sublime y de lo patético, de comedia y terror, con intervalos de sorpresa
(…), saca a la luz todos nuestros prejuicios y sentimientos primitivos.
En cierto modo, la enfermedad es una droga, y en parte depende del paciente determinar si lo suyo va a ser un bajón o un subidón.

Un interesante libro “Ebrio de enfermedad”, de Anatole Broyard.
Paco Huelva
Madrid, julio de 2014

Unidad

From Particulares. Published on 24/07/2014.

Izquierda Unida-Podemos. O Podemos-Izquierda Unida, me da igual. Esta es la marca electoral que espero poder votar en las próximas elecciones. Otra cosa no se entendería. Y es la única manera de desalojar del poder a esa chusma. IU en solitario no puede. Podemos en solitario no puede, pese a su nombre. No creo que queramos limitarnos a incordiar. Hay que ir a por todas. Y eso sólo con la unidad. Y los que recelen de esa unidad sobran. O no: el PPSOE los ama.

Cuarenta y seis libros

From Particulares. Published on 23/07/2014.

Soy uno de los poetas menos prolíficos de mi generación. Sin contar mi poesía completa, la antología que está a punto de aparecer y algunas plaquettes, sólo he publicado cuatro libros de poemas. Pero, en cierto sentido, soy uno de los escritores (o trabajadores de la literatura) más prolíficos de mi generación. Hoy he enviado a la editorial mi traducción número cuarenta y seis, “Demasiados cocineros”, de Rex Stout. Cuarenta y seis libros. No está mal, eh.

Declaración de HUMANISMO SOLIDARIO ante los últimos acontecimientos que están aconteciendo en la franja de Gaza

From Particulares. Published on 21/07/2014.

gaza-1
Humanismo Solidario nació como asociación que, asumiendo plenamente la Declaración Universal de los Derechos Humanos, posee entre sus fines la defensa de los principios de solidaridad, interculturalidad, humanidad, dignidad y los valores del ser humano, trabajando en la construcción de una subjetividad encaminada a la reconquista del ser, frente a todo dogmatismo, segmentación, xenofobia o manifestación excluyente y defendiendo el reconocimiento de los derechos inalienables de la persona desde una concepción estética que asume la recuperación del significado más profundo del vocablo fraternidad.
Por todo ello, Humanismo Solidario no puede ni debe permanecer en silencio ante la situación dramática que se vive en estos momentos en la franja de Gaza, y que en los últimos días y horas está acrecentando el dolor y sufrimiento innecesario para una población civil palestina prácticamente indefensa y sin recursos básicos.
Junto con el consejo de Seguridad de Naciones Unidas pedimos la urgente instauración de un alto el fuego y el regreso a la mesa de negociaciones de las partes implicadas en el conflicto. Petición que queremos respaldar insistiendo en el uso apasionado, extremo si cabe, pero siempre de la palabra; en la necesidad de entenderse desde la diferencia, en el deber de implicarnos todos para poner fin a la tragedia y resolver las diferencias desde una perspectiva humanista, desde un reconocimiento solidario.
Humanismo Solidario pide la coherencia con el propio origen de Naciones Unidas, exige que las prioridades siempre han de ser los derechos humanos, desde que el movimiento internacional de los derechos humanos se fortaleció con la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, esencia de las premisas de Humanismo Solidario.
Ese ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, recoge y establece con toda nitidez los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales básicos de los que todos los seres humanos deben gozar. Por tanto, Humanismo Solidario pide que la Carta Internacional de Derechos Humanos se lleve a cabo de manera efectiva, sosteniendo que el pueblo palestino no sólo merece el derecho de existencia como Estado sino de respeto como colectivo humano.
Asociación Internacional Humanismo Solidario
21 de julio de 2014


Onubenses.org: Sociedad Civil de Huelva